Con el propósito de dejar una huella verde en la región, un grupo de trabajadores de campo, específicamente de los cultivos El Labrador, viene adelantando una actividad de siembra de plantas en áreas de alto valor de conservación.

Un total de 16 trabajadores de manera voluntaria tomaron la iniciativa de liderar estas jornadas durante las horas de la tarde y fines de semana, y se propusieron establecer plántulas de las especies Ceiba Bonga y Samán en las riberas de los ríos San Albertico, Quebrada La Llana y Quebrada Aguas Blancas.

Estos “Guardabosques Voluntarios” como se autodenominan los trabajadores que están comprometidos con el medio ambiente, tienen como meta sembrar 4.000 árboles, en las orillas de los afluentes antes mencionados.

La empresa, a través del área ambiental, reconoció la importancia de esta actividad y felicitó a estos trabajadores por su compromiso con el planeta; asimismo, invitó a sus compañeros a implementar más prácticas que favorezcan la conservación del medio ambiente y sus recursos naturales.

  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline
  • anemptytextlline